Liberarte a traves de la lectura y la escritura, dejando volar el espiritu hacia lo sueños, viajando hasta donde la imaginacion nos lleve, logrando la verdadera KATARSIS.

Norma Mendez

viernes, 26 de junio de 2015

Fragmento

Doña Angela y el jardinero              Ariel A. Berretta




Fragmento 



   __ Cuando giró para seguir su camino cayó en cuenta de dos cosas.  Primero, que había estado mucho tiempo viendo el lugar y, además, tenía parada enfrente a la que, seguramente, era la dueña de la casa. Sonrió e hizo su acostumbrada reverencia para seguir su camino, sin hablar.
- ¿Busca trabajo de jardinero? Porque si es así, necesito uno definitivamente.
   La sonrisa del hombre se agrandó y sus ojos brillaron de manera especial.
- Señora, disculpe mi atrevimiento, no tuve la intención de molestar.
   Doña Angela se relajó ante la amabilidad del viejo.
- No, bueno, yo no quise ofender tampoco; realmente mi parque es un desastre.
- Es hermoso,  y sí, le falta algo de cariño a la tierra y las plantas.
-Mi jardinero se fue hace veinte días ya. Heredó unas tierras de su familia y supongo que ahí le ira mejor que conmigo. Bueno, voy a preparar algo de comer, con permiso.
   El hombre se inclinó y la observó entrar por la puerta de hierro forjado y cerrar detrás de sí.  Cuando ella había caminado unos cinco pasos,  dejó oír su voz.
- Acepto atender su jardín señora.
    Doña Angela sintió algo en el estómago. No lo conocía, su ofrecimiento de trabajo había sido más un ataque personal y no estaba segura de poder pagarle.